lunes, marzo 21, 2016

Hello Springtime






El cuerpo no se equivoca, tengo 32 años entendiendo su lenguaje, no siempre es fácil viviendo en una gran ciudad como el DF (Sí, ya sé que es #CDMX pero me gusta más decir Distrito Federal). Tanto ruido y ajetreo cansa no sólo al cuerpo sino al alma. Aún así estoy segura de una cosa. Sé cuando estamos iniciando el ciclo de primavera, mi cuerpo tiene una vibración diferente cuando respiro, el aire que entra y sale es distinto y me emociona. Después del soundtrack de vida dedicado al 14 de febrero preparé otra lista con canciones que se asemejan a lo que me provoca la primavera en el interior, son texturas y una euforia personal.




Page copy protected against web site content infringement by Copyscape


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

sábado, febrero 13, 2016

Heartbreak songs para la sanación

 I'm always willing to learn
When you've got something to teach
Stangelove, Depeche Mode


La música es un alivio para el alma, lo digo en serio. Es parte de una terapia emocional que ayuda a dar los siguientes pasos para salir del hoyo y saber que todo va a estar bien. Yo lo aprendí del siguiente modo: después de llorar toda la tarde y noche me tuve que levantar a trabajar. A nadie le dan el día por tener el corazón roto. Lo pimero que hacía en ese tiempo, (tenía 23 años) era bajar a la cocina, encender la radio y preparar café. Ese día, no hubiera encendido el aparato, me pareció poco inteligente de su parte (y del programador de Universal Stéreo) tener al aire Love Hurts de Nazareth. Yo sólo lo encendí y a cambio tuve la primera oración de esta rola. Se me cayó el café encima, se me cayó el mundo entero, a veces no se puede presumir de la famosa madurez e inteligencia emocional.


El cambio de estado zombie a un valemadrismo total tardó en llegar. Pero ese día volví a escuchar la canción cuando regresé a casa una, y otra, y otra vez. Despúes decidí poner unas rolas del Al Green que solíamos poner cuando vivíamos juntos en California, luego un poco de Pulp porque a mí me gustaba y otro tanto de Telonius Monk que ni al caso con el romance, pero así recordaba sus manos delgadas y torpes recorriendo la mesa de un lado a otro. Así fui recolectando canciones, y canciones hasta que llegué al punto en que se decide estar bien para uno mismo y se recobra la ludicez, si se le quiere llamar así a la resaca más seca, larga y dolorosa que se puede tener.



Ahora tengo otro tipo de rompimientos, ya no es cosa de chicos, los he tenido de trabajos, de amistades, de rutinas y mañas. Y todo esto cabe en mi oundtrack de vida. Viene el 14 de febrero, la verdad en contadas ocasiones la he pasado en pareja y no es nada del otro mundo, el día especial puede ser cualquier otro día. Aunque siempre hay amigos, cartas, chocolates nada despreciables y un día en que todos están dispuestos a compartir, eso me gusta.

Este post salió porque hice un playlist, aquí se los dejo con piezas de pérdida, nostalgia, abandono, desamor...sólo recuerden el sabio consejo de mi novio Gustavo Cerati, guarden algo para ustedes y no lo den todo. La música es el mejor pegamento para superar cualquier tipo de crisis, believe me.




Page copy protected against web site content infringement by Copyscape 


¡Ideas del Tostador!

¡Ideas del Tostador!